Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes

Оценете тази статия
(0 гласа)

  Varna-7 1Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.

  Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio los marineros de un capitán que también se llamaba Demetrio. El monasterio y sus alrededores eran propiedad de la comunidad griega que más tarde los regaló a Alejando de Battenberg, el primer príncipe de Bulgaria después de la Liberación del país del Yugo Otomano.

 Varna-7 2“Al principio Evxinograd se llamaba Sandrovo, en honor al príncipe Alejandro de Battenberg, quien fue destronado en 1886, cuenta la guía Vania Kisiova. En 1887 subió al trono el rey Fernando Primero. Entonces su esposa propuso que el palacio se denominara Evxinograd. El topónimo consta de dos palabras: el nombre antiguo del mar Negro, Pontos Evxinos, y la palabra búlgara “grad”, o sea ciudad. La traducción de Evxinograd significa “La Ciudad del Mar Hospitalario”.

  El proyecto del palacio pertenece a un arquitecto de Viena quien recreó el estilo de los palacios renacentistas de Francia que ostentan altos desvanes y una torre de reloj. El edificio cuenta con tres pisos. En el primero se encuentran las salas de visita y los gabinetes de trabajo, el salón de los espejos donde hasta hoy en día se celebran acontecimientos de alto nivel estatal. Los muebles del palacio fueron elaborados en Inglaterra. El rey Fernando Primero vivió en el palacio, los cuidados para el parque y para los viñedos de Evxinograd fueron subvencionados con medios del presupuesto estatal. Por esto, actualmente la granja de Evxinograd es propiedad del Estado búlgaro”.

  Varna-7 3El complejo de Evxinograd está rodeado de un hermoso jardín. Durante la época del invierno las flores se guardan en invernaderos holandeses y franceses. La construcción del parque comenzó en 1891 y era un proyecto de arquitectos y especialistas en dendrología de Alemania. Puesto que el lugar era yermo y cubierto de piedras, fueron traídas centenares de toneladas de tierra de la región del río Kamchia. Fueron traídas 330 especies vegetales de Italia, Francia y América del Norte. Los primeros árboles eran cedros del tipo Libocedrus decurrens, o sea cedro fluvial de California. En la colección vegetal del parque se puede apreciar también un cedro del Himalaya que tiene casi 135 años de edad. Los jardines de Evxinograd ostentan dos estilos. El vasto campo evoca los parques ingleses, mientras las terrazas verdes frente al palacio son características de los parques franceses. Allí se encuentra el lago de los nenúfares custodiado por las estatuas de Neptuno y de los angelitos.

  Atraen la atención de los visitantes los macizos de viñedo. En Evxinogran se cultivan cuatro tipos de una blanca.

 Varna-7 4 “Son moscatel, chardonne, traminer y riesling alemán, enumera los vinos Vainia Kisiova. La recogida de la uva y la producción de los vinos corren a nuestra cuenta. La bodega fue construida en 1891. Es un recinto auténtico ya que desde entonces no han sido hechos ningunos cambios en su interior. En la bodega se añeja también el célebre coñac de Evxiongrad. El primer vino elaborado en Evxinograd fue un tipo de vino blanco que figura bajo el número de 5484. No ha sido denominado de otra manera y es el símbolo de Evxinograd.

  La cata de vinos blancos producidos en la bodega de Evxinograd es uno de los máximos placeres que pueden experimentar los visitantes del palacio. El soplo de la brisa del mar y los calientes rayos del sol representan un magnífico contrapunto del elixir helado. Éste es un fastuoso final del recorrido por las salas del palacio. Pero echemos una mirada en el interior de la residencia. En la misma entrada acapara la atención de los visitantes una enorme araña que la dinastía de los Borbones regaló al rey Fernando Primero. Se atraviesa la sala de visitas donde están exhibidos cuadros de célebres pintores búlgaros.

  Luego entramos en el salón blanco y en el chino. En la vitrina de este último se guardan objetos de auténtica porcelana búlgara que son parte de la colección de juegos de la familia real. Las alfombras en el palacio son una réplica exacta de las originales, mientras los muebles son auténticos. “En el pasado los tapetes eran de seda. Las chimeneas son de mármol italiano. Los relojes y todos los objetos sobre la chimenea son auténticos”, cuenta Vania Kisiova.

 Varna-7 5“Este el salón de los espejos, señala la guía. Lo interesante es que crea la sensación de que el recinto es enorme. Antes, en la época del rey Fernando Primero, allí fueron recibidos altos huéspedes. Evxinograd era la predilecta residencia de verano del rey. Hoy en día también se celebran acontecimientos de alto nivel estatal. El piano de cola en el salón musical es auténtica y el recinto cuenta con una excelente acústica. Llegamos al comedor. En el palacio no se cocinaba. Había un edificio especial para este fin. En el segundo piso se encuentra el dormitorio del rey, de la reina, sus gabinetes de trabajo y el dormitorio de los niños. Lo curioso es que los niños dormían en este piso sólo cuando sus padres los invitaban. En el tercer piso se encuentran los dormitorios de los criados y las habitaciones para huéspedes. Así ponemos punto final a nuestro recorrido por el interior del palacio de Evxinograd”.

Por Valia Kovacheva
Versión al español: Mijail Mijailov
Fotos: Mariana Ruseva

Прочетена 4621 пъти
Още в тази категория: « El delfinario de Varna