Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Sapareva Banya

La ciudad de Sapareva Banya se encuentra en el oeste de Bulgaria, a 70 km al sur de Sofía y a 55 km al este de la ciudad de Kyustendil. La población es de 3.800 habitantes. La ciudad está situada en la vertiente norte de la montaña Rila, a 750 m. de altitud. Cerca de la ciudad pasa la carretera internacional E-79, lo que facilita las conexiones de transporte en la región.

El clima es continental. La temperatura media mensual en enero es de 0 grados y de 22 grados en julio.
Sapareva Banya es muy popular sobre todo por sus aguas minerales: en la ciudad brota el agua mineral más caliente de Europa, con 103°C. Aquí se encuentra el géiser, único por su esencia, de la Península Balcánica.
El símbolo de la ciudad de Sapareva Banya es el géiser-fuente que está situado en el centro de la ciudad. En 1957, durante los estudios hidrológicos de 73 metros de profundidad, se descubrieron agua caliente y vapores con temperaturas de más de 102°C. La presión de la columna de agua periódicamente empuja el agua hirviendo sobre la superficie a una altura de 18 m.
El agua mineral de Sapareva Banya es clara, sin color, con olor a sulfuro de hidrógeno. El agua cura enfermedades del sistema músculo-esquelético, del sistema nervioso periférico, enfermedades ginecológicas, intoxicación aguda y crónica con sales de metales pesados, enfermedades de la piel, del tracto respiratorio superior y otras.
Las propiedades curativas del agua de Sapareva Banya son la razón por la cual la región fue habitada ya en la antigüedad. El nombre más antiguo conocido de la ciudad es Guermaneya, le fue dado por los tracios, y se asociaba con las aguas termales. Los científicos dicen que en el lenguaje de los tracios "guermaneya" significa "agua caliente". Existen hipótesis de que Guerman era el dios tracio del calor. En el siglo III d.C. Guermaneya se convirtió en uno de los centros importantes de la provincia romana Dacia. La ciudad sufrió graves daños durante el siglo V, después de los ataques de los bárbaros. Los restos de la antigua ciudad se pueden ver alrededor de la iglesia medieval de "San Nicola", que se encuentra en el centro de la ciudad frente al Ayuntamiento.
El pueblo pasó a formar parte del Primer Reino Búlgaro en el siglo VII. En la Edad Media, Guermaneya fue un importante centro comercial con viticultura y agricultura muy desarrolladas. En 1205, durante el reinado del Zar Kaloyan (1197 – 1207), Guermaneya fue incluida dentro del Segundo Reino Búlgaro (1185-1393).
Durante el dominio otomano, la población local se vio obligada a abandonar la ciudad y se instaló en los territorios del pueblo actual de Saparevo. En la región se desarrolló la cría de oveja con el fin de satisfacer las necesidades del ejército otomano y de la población otomana urbana. Vinieron muchos nuevos colonos, lo que llevó al progreso económico.
Un punto local interesante es la Iglesia medieval de "San Nichola", construida en el siglo XIII. Los lugareños descubrieron los restos de la iglesia en 1837, cuando empezaron a construir una nueva iglesia en el mismo lugar.
El icono de la Virgen María, que se considera milagroso, se guarda en otro templo de la ciudad, "Santos Cuarenta Mártires". El templo fue construido en 1859, y las pinturas murales fueron hechas en 1878-1879.
Los hallazgos descubiertos en las excavaciones arqueológicas de la zona se pueden ver en la colección etnográfica de la escuela local "Hristo Botev".
Parte del territorio del municipio está dentro del Parque Nacional "Rila", donde se encuentran destinos turísticos populares, tales como los Siete Lagos de Rila, el complejo Panichishte y otros.
Panichishte es un complejo de montaña a 1350-1450 metros sobre el nivel del mar. En invierno, a disposición de los turistas están varias pistas y el teleférico. La proximidad del Parque Nacional "Rila" y de los Lagos de Rila, convierten Panichishte en un destino preferido para las vacaciones de verano. La región cuenta con senderos marcados que están en buenas condiciones para practicar diferentes deportes. Los turistas pueden obtener más información sobre la oferta turística de la región en el Centro de Información para Visitantes. La región cuenta con muchos hoteles y restaurantes.
Desde Sapareva Banya se inician varias rutas turísticas a varios monasterios e iglesias de los pueblos cercanos. Los visitantes pueden obtener más información en el centro de información El Géiser. A 7 km al sureste de la ciudad está el Monasterio Resilovski, que es de monjas y está activo. El convento fue fundado en los años 30 del siglo XX.
En Sapareva Banya funciona un baño urbano mineral, y hay también centros de rehabilitación, hoteles y casas de huéspedes, locales y restaurantes.

Оценете тази статия
(0 гласа)
  El país con el mayor número de géiseres en Europa es, sin duda, Islandia, el pequeño país insular famoso por los centenares de termas que posee, por sus paisajes cubiertos de nieve y por sus volcanes, muchos de ellos activos.   El agua hirviente y el vapor que brotan del subsuelo y se elevan a unos 40, 50 y más metros de altura, son una atracción muy pretendida por los turistas. Contrariamente a lo que se pudiera esperar, el géiser más caliente de Europa no se encuentra en Islandia sino a unos 3.700 kilómetros al sur del país de los,…