Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Martenitza

El filósofo escocés David Hume escribió: "la costumbre constituye la guía fundamental de la vida humana". Efectivamente, el conocimiento de las costumbres supone una guía importante para comprender el alma de un país y de sus gentes.

Martenitza-1 1Una de las festividades tradicionales más típicamente búlgaras es la celebración de la llegada del mes de Marzo (Baba Marta: la anciana o abuela Marta) con el intercambio fraternal de lo que llama “mártenitza”: figuritas de hilos blancos y rojos entrelazados, que hoy en día pueden convertirse en auténticas obras de artesanía y llevar diferentes adornos con estricto significado de carácter dualista, relacionado con los ancestrales cultos solares. De hecho, la simbología que esconden las figuritas blanca y encarnada (sinónimo de ‘morada' en la antigüedad) “atadas ” mediante un lazo de unión firme es prácticamente idéntico al conocido símbolo dual: Yin-Yang.

El nombre actual del mes de marzo – Marta – proviene, al igual que en los idiomas romances, del nombre latino Martius (de Marte), aunque antaño su nombre se derivaba de abedúl: el árbol que anunciaba con el temprano brote de sus hojas y su savia, la llegada de la primavera y, quizás, también la claridad diurna que iba en aumento.

Los rituales folclóricos relacionados con esta festividad que perviven en la memoria nacional búlgara están relacionados, sin duda, con la ancestral celebración de la llegada del Año Nuevo y la despedida del viejo que trasluce en el significado de algunos de ellos, como el madrugar de las doncellas al alba para asegurar su vitalidad a lo largo de todo el año que sigue la lógica de “empezar con buen pie” para terminarlo “con bien" igualmente: se dice que ello evita que Baba Marta les mee en los ojos y que se presente alegre y feliz por la bienvenida que le han hecho, cosa que aseguraba buen tiempo a lo largo de todo su dominio que, por lo demás, suele caracterizarse por la inestabilidad climática, razón por la que se solía practicar cierto tipo de adivinación, escogiendo un día del mes para conocer los augurios personales para el año entrante. Tampoco era aconsejable cortarse el pelo justo en este tiempo, para no quedarse “corto” de entendimiento.

Martenitza-1 2Cuenta la leyenda más conocida sobre el origen de esta tradición que fue la Mártenitza el mensaje de salud y bienestar que intercambiaron el khan (can) Asparuh (que formó la Bulgaria balcánica) y su querida hermana, cuando él tuvo que partir con parte de su pueblo desde las lejanas montañas tibetanas en busca de nuevos territorios, obligado por el avance de los jázaros. Después de su largo camino atravesó el Danubio y acampó en tierras habitadas por los eslavos que le recibieron amistosamente con ricos manjares y los exuberantes frutos de su bendita tierra.

Martenitza-1 3Pero el corazón del joven khan lloraba por la añoranza de su tierra natal y su familia, y su lamento se levantó hasta el sol que, consternado, hizo descender a su hombro una veloz golondrina (paloma o halcón en otras versiones) que le habló con voz humana y él le confió su pena. Emprendió ella el camino de vuelta a las tierras de su padre Kubrat y al llegar allí dio el mensaje de la creación de su nuevo estado a su querida hermana (Calina) y familiares. En señal de su alegría le hizo ella un verde ramito (de sagrado eneldo) envuelto en lana blanca con nudos que cifraron su mensaje, así como era la costumbre entre los búlgaros, y lo mandó de vuelta con la misma golondrina. En pocos días llevó el pájaro el mensaje a Isperih, pero tuvo que pagar su rápido y abnegado vuelo con una herida en sus alas que encarnó de sangre la blanca lana. Al descifrar el khan el mensaje de su hermana y percatarse de la fidelidad de su mensajera celestial, guardó la ramita adornada con la lana blanca y encarnada cerca de su corazón y mandó a todo su pueblo que hiciera lo mismo, en conmemoración de este día, de generación en generación...

La mañana del día 1 de marzo se prende una gran hoguera con mucho humo delante de cada casa. Más tarde se salta por encima de ella hasta tres veces, para purificarse de todo mal y enfermedades. Las amas de las casas sacan sus alfombras, manteles y tejidos de color carmesí con los que cubren los árboles de su huerto y, acto seguido, adornan los pechos de cada uno de los suyos con la mártenitza.

Martenitza-1 4Los cristianos cuentan que antaño, cuando la gente todavía vivía radiante y feliz, solía vestir en este día ropajes blancos. En una mañana de 1 de marzo del mismo año del nacimiento de Jesús, La Virgen María vestida de blanco había cortado un trozo de su túnica, delante del hogar paterno y la había encarnado en su sangre virginal para adornar con ella su pecho y recibir así los primeros rayos del sol para anunciar al mundo la bendición que les esperaba… Y, así, había nacido el Señor Jesucristo, consustancial con el Dios Padre, encarnado por el Espíritu Santo y la Virgen María, Su Madre Santa.

Desde entonces la llamaron “mártenitza” y con ella conmemoran los piadosos búlgaros y todas sus casas esta gran bendición que les fue anunciada… Se trata de una especie de amuleto que tiene poderes mágicos y asegura fertilidad, salud y felicidad a los que lo llevan. Los pequeños de la casa adornan con ellas su brazo derecho, el pecho o el cuello y las doncellas pueden llevarlas en el pelo. Los varones, en cambio, las atan por encima del codo o tobillo izquierdo o las esconden debajo del talón del mismo lado, no vaya a ser que “les fuera atada la hombría”. Se ponen también al ganado y los árboles frutales para asegurar un año de prosperidad. En la tradicional mártenitza se entrelazan monedas, dientes de ajo seco, cuentas de color azul, anillos, cerdas de cola de caballo, conchas, etc. Suelen llevarse hasta ver la primera golondrina, cigüeña o árbol en flor que anuncien la llegada de la primavera y entonces se atan en las ramas de un árbol con las palabras: “llévate mi oscuro y malo invierno y tráeme el claro y bendito verano” . Aunque se celebre también en Rumania, Moldovia y, antiguamente, en Macedonia, hay que reconocer también la presencia de importantes comunidades de origen búlgaro allí.

KarlFMAutor: KarlFM 
Fotos: Mariana Ruseva, Nikolay Yordanov

Marteniza-3 4Con la llegada del mes de marzo es costumbre entre los búlgaros intercambiar unos adornos de hilo –blanco y rojo llamados martenitsa. Simbolizan la llegada de la primavera y suelen llevarse prendidas de la solapa durante todo el mes. Si predomina el mal tiempo, se dice que la Abuela Marta - que es como los búlgaros llamamos al mes de Marzo, un mes en el que tiempo cambia muy a menudo - se ha enojado, lo que no impide sin embargo saludarnos el primero de marzo e intercambiar votos de salud y mucha felicidad.

Marteniza-3 1«Creo que la abuela Marta no es tan mala ni enojada como la pintan, sino una abuelita muy simpática, dice Svetlana, de 38 años. Relaciono el primero de marzo con la primavera, con el sol y las mujeres que por lo menos durante este mes están en el centro de atención de los hombres. También lo relaciono con los adornos martenitsa y las emociones positivas. El primero de marzo siempre llamo a amigos, felicito también a los colegas, aunque sea con una postal electrónica. Debemos buscar motivos para festejar, expresar nuestro cariño y compartir unos momentos de alegría. En los primeros días de marzo siempre llevo en mi cartera un fajo de adornos martenitsa para regalar por si encuentro inesperadamente a algún conocido.»

Marteniza-3 2La abuela Marta es precursora de la primavera también para Guergana, de 35 años. «Para mí la abuela Marta representa el cambiante humor de la mujer, también el tiempo cambiante, dice. Claro está, nunca falta la martenitsa, que nos intercambiamos. Además, el invierno se va, cediendo paso a la primavera. Suelo regalar una martenitsa a los amigos, a los colegas, a mi esposo y a mis dos hijos. Por tradición primero obsequio a los chicos, porque los pequeñajos siempre se alegran ante la llegada de esa fiesta. Les explico qué es lo que simboliza la martenitsa. Yo misma llevo puestos los adornos regalados por los seres más queridos.» A nuestro siguiente interlocutor Válio le encanta simplemente divertirse a lo grande con sus amigos en esta fiesta búlgara que anuncia la llegada de la primavera. «Relaciono el primero de marzo, sobre todo, con la martenitsa, así como con el inicio del mes en el cual llega la primavera. En general esta fecha pone el inicio de algo nuevo, de algo lindo. No me gusta ponerme muchos adornos martenitsa, pero regalo a los demás. En esta tradición hay alegría, hay vida. Además, la noche del primero de marzo me gusta divertirme y pasar unos ratos agradables con mis amigos.» Este día la capital Sofía se convierte en una ciudad más que pintoresca. Por las calles se puede ver a jóvenes adornados de numerosas martenitsa de diferentes tipos: desde las tradicionales que se ponen en la solapa hasta la martenitsa tipo brazalete, collar, sortija y otros.

Marteniza-3 3«Es precioso que precisamente en Bulgaria tengamos semejante fiesta que simboliza el cambio y la renovación, expresa Boriana, de 27 años. Es un maravilloso símbolo de la salud, la vida y la alegría. Me encanta el sol, las primeras flores primaverales, incluso las personas me parecen más alegres. Me encanta recibir adornos martenitsa, suelo llevar los que tienen forma de pulsera. Me hace mucha ilusión que la martenitsa esté elaborada a mano y especialmente para mí. Entre los amigos nos felicitamos diciendo: «¡Feliz llegada de la abuela Marta! ¡Que reboces de salud, que seas pletórico de alegría, blanco y rojo como la martenitsa!»

Martenitza-2 1Cuenta la historia, que al final de su vida el soberano de los búlgaros en la Vieja Gran Bulgaria, el khan (monarca) Kubrat, llamó a sus cinco hijos y les ordenó no separarse para ser fuertes en su unión. Dentro de no mucho el rey descansó en paz. Aprovechando su muerte, los khazars invadieron las tierras y tomaron a la hija de Kubrat, Houba, como prisionera. El jefe de los invasores pidió a los hijos del khan que le acepten como su soberano; recién entonces liberaría a su hermana y se alejaría de sus tierras.

En esta difícil situación el hijo mayor, Bayan, aceptó el dominio de los khazars y se quedó al lado de Houba. Los restantes no cumplieron con la recomendación de su padre y se separaron. Uno se marchó al norte, y los otros tres, entre ellos Asparukh, al sur, siguiendo distintos caminos. Antes de separarse acordaron que al encontrar tierras libres, Asparukh enviaría a Houba y Bayan un pájaro con una cinta dorada atada a su pata - esto sería la señal para los dos de escaparse y juntarse con él.

Martenitza-2 2Pasó un tiempo y el pájaro esperado, con la cinta dorada, llegó volando hacia la princesa búlgara. Houba y Bayan se escaparon y se acercaron a la orilla del río Danubio, sin saber a dónde ir. Solamente el pájaro podría mostrarles el camino. Bayan tomó un hilo blanco y lo ató a la pata del pájaro. Por desgracia, llegaron los perseguidores khazars, el hermano fue herido y la punta del hilo en su palma se mancho de sangre. Apareció Asparukh y salvo a sus hermanos. Él ató las dos puntas - la blanca y la roja – y obsequió a todos sus soldados con parte de este hilo, proclamándolo sagrado. Denominaron al nuevo símbolo mártenitsa, tomando el nombre del mes de marzo, porque todo esto ocurrió por aquellas fechas. Desde entonces todos los búlgaros se ponen una mártenitsa el 1 de marzo.

Martenitza-2 3La costumbre Estos adornos se suelen intercambiar como regalo entre amigos, familiares, parejas, alumnos y profeso etc. Las figuras en sí no mucha importancia, siendo fundamental el color y el hilo de unión entre ellas. La costumbre, una de las más antiguas entre los búlgaros, está relacionada con otro personaje legendario: Baba Marta - Abuela Marzo. Según la tradición. Baba Marta es el mismo mes de marzo. Cuando comienza la primavera. El color blanco simboliza la pureza, la inocencia, la alegría y la belleza. El color rojo simboliza la vitalidad, la salud y el amor. Otros creen que el rojo es lo masculino y el blanco, lo femenino en la naturaleza.

El adorno se lleva como broche colgado en el lado izquierdo (el del corazón), o bien durante todo el mes, o bien hasta ver la primera cigüeña. Rechazar una mártenitsa ofrecida el 1 de marzo, o bien no llevarla durante al menos el día en que ha sido regalada, se considera una ofensa semejante a la que se ría dar la mano a un amigo y que éste rechazase estrecharla. Varios pueblos vecinos, los rumanos entre ellos, tienen una costumbre parecida.

NovaDuma

 

Últimas noticas

  • Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes
    Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes   Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.   Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio…
  • El delfinario de Varna
    El delfinario de Varna   Desde hace 20 años el Delfinario de Varna es uno de los sitios más atractivos para los turistas en el litoral búlgaro. Es la mayor instalación de esta índole en los Balcanes, para la cría de estos mamíferos marítimos. Tiene 1200 metros de superficie e incluye una sala anfiteatral de 1134 plazas, dos piscinas grandes y otras dos, auxiliares, al cubierto, destinadas para los delfines-artistas.   El Delfinario de Varna fue inaugurado el 11 de agosto de 1984. La idea de crearlo pertenece al director de la empresa que explotó inicialmente la instalación. Él había visto semejante centro de…
  • El museo arqueológico de Varna
    El museo arqueológico de Varna   Varna es una hermosa ciudad búlgara se encuentra en la costa septentrional del Mar Negro y es el mayor puerto en el litoral búlgaro. Son muchos los lugares de interés en Varna, hoy sin embargo el objetivo de nuestro recorrido es el Museo Arqueológico de la ciudad. Sus variadas colecciones, las más variadas en comparación con las de todas las ciudades de provincia en Bulgaria, están exhibidas en un bello edificio del siglo XIX que antes fue un colegio privado de señoritas.   Las fachadas atraen la mirada con los elementos arquitectónicos característicos del barroco tardío. Toda la construcción…
  • Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna
    Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna   En el verano de 2007, en los términos del pueblo de Shkorpilovtsi, cerca de la capital marítima búlgara de Varna, en el noreste del país dos hombres dieron por pura casualidad con objetos de oro. Cuando llevaron su hallazgo al Museo Arqueológico de Varna, resultó que eran alhajas de oro de mediados y la segunda mitad del siglo XIV: el período del rey Iván-Alexander (1331-1371)   Con la colaboración de la sociedad de los rotarios, los dos descubridores fueron recompensados por los objetos que entregaron al museo. El tesoro consta de una diadema; cuatro aplicaciones de otra diadema; un…
  • Varna, capital marítima de Bulgaria
    Varna, capital marítima de Bulgaria   Al igual que en años anteriores, también en éste, miles de turistas nacionales y extranjeros, pasarán sus vacaciones en balnearios del litoral del mar Negro búlgaro. Una buena parte de ellos optarán por la ciudad de Varna, situada en el litoral norte del mar, atraídos por los hoteles modernos y por las condiciones excelentes de descanso y recreo. Los turistas se sienten asimismo atraídos por el variado patrimonio histórico y cultural de la villa, Varna es una de las localidades más antiguas del litoral búlgaro del mar negro.   Son testimonios de la existencia de una civilización altamente desarrollada…