Slide 1

Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Monasterio de Aladzha

  El monasterio Aladzhá es un conjunto de viejas moradas monacales cavadas en las rocas calcáreas y forma parte de los numerosos claustros rupestres, más de 500, que existieron en el litoral del mar Negro en los siglos XIII a XIV. Es, incluso, el más conocido de estos peculiares centros rituale...

Fiesta de la Catedral San Alejandro Nevski

  El 23 de noviembre la Iglesia Ortodoxa Búlgara celebra con solemnidad la fiesta de la catedral San Alejandro Nevski. Es la fiesta patronal del Santo Príncipe Alejandro Nevski cuyos restos mortales se guardan en el templo. A juicio del archimandrita, Yoan Stoikov, el santo Alejandro Nevski ins...

Iglesia de Boyana

 Desde 1979 la iglesia de Boyana está incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la Convención de la Unesco sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural. Su inscripción en la Lista confirma el valor excepcional que tiene para la humanidad y la necesidad de preservarlas par...

Monasterio de Cherepish

   A 90 km de Sofía, en un rincón sumamente pintoresco a orillas del río Iskar, se encuentra el monasterio de Cherepish, del Tránsito de la Virgen. Entre las rocas se ven clavadas muchas cruces. Cerca del monasterio se aprecia un conjunto de edificios que en la época del comunismo albergab...

Iglesias Rupestres de Ivanovo

   En el valle del río Rusenski Lom, en el noroeste de Bulgaria, cerca del pueblo de Ivanovo, un conjunto de iglesias, capillas y monasterios en las rocas, se desarrolló a lo largo de muchos siglos. Se trata de las iglesias de Ivanovo. Desde 1979 las Iglesias rupestres de Ivanovo están inc...

  • Monasterio de Aladzha

  • Fiesta de la Catedral San Alejandro Nevski

  • Iglesia de Boyana

  • Monasterio de Cherepish

  • Iglesias Rupestres de Ivanovo

Monasterio de Aladzha

Оценете тази статия
(1 глас)

  El monasterio Aladzhá es un conjunto de viejas moradas monacales cavadas en las rocas calcáreas y forma parte de los numerosos claustros rupestres, más de 500, que existieron en el litoral del mar Negro en los siglos XIII a XIV. Es, incluso, el más conocido de estos peculiares centros rituales típicos en su época para los Balcanes y el Cercano Oriente.

  Aladzha-1 (1)Los textos históricos vinculan su aparición con el surgimiento y la expansión del cristianismo: cabe recordar que la cueva era un símbolo básico de los principales ritos cristianos, como Navidad y Resurrección de Cristo. Esto explica la presencia de los conventos rupestres en el modo de vida y las prácticas de los ermitaños y las comunidades monásticas ya en los siglos IV-VI. Los monasterios en las rocas de la época medieval continúan esta tradición.

  Aladzha-1 (2)Situado en medio de una bella zona boscosa, a 14 km de la ciudad de Varna, el mayor puerto marítimo de Bulgaria, el monasterio atrae la atención de estudiosos y turistas desde hace mucho tiempo. Es mencionado por primera vez en 1832, en el libro “Cartas desde Bulgaria”, del escritor ruso Víctor Tepliakóv. Fueron los hermanos Shkorpil, arqueólogos de nacionalidad checa pero que sentaron las bases de la arqueología búlgara, quienes a finales del s. XIX iniciaron un estudio sistemático de este antiguo monumento cristiano. La Sociedad Arqueológica y el Museo de Varna que ellos mismos fundaron se encargaron de administrar y cuidar del monasterio. En 1912 el monasterio Aladzhá fue declarado “lugar antiguo de importancia nacional” y desde 1957 es Patrimonio Cultural Nacional.

  Es uno de los pocos conventos rupestres en Bulgaria donde se distinguen con claridad los principales recintos: el templo, la capilla, una iglesia para ritos mortuorios, la cripta, la cocina, el comedor, las celdas de los monjes y las áreas de servicio, situados todos a dos niveles dentro de una roca caliza a casi 40 metros de altura.

 Aladzha-1 (3)Durante la Edad Media, las paredes del templo estaban cubiertas de frescos, según la tradición de aquel entonces. Lamentablemente, el fácil acceso y el implacable paso del tiempo han sido fatales para las viejas pinturas y hoy se ven apenas algunos fragmentos de ellas. La capa interior data de finales del s. XIII o principios del XIV, pero la inferior es por lo menos de los siglos XI-XII. En el suelo del templo está cavada una escalera que, a través de un pasillo estrecho, lleva hacia el primer nivel. Ahí, en un corredor estrecho quedan todavía seis celdas monásticas. En sus paredes se perciben nichos estrechos donde los frailes colocaban iconos u otros objetos.

  Al final del corredor se encuentran la cocina y el comedor. Una pequeña rampa da acceso a otra pieza la cual no está conservada en su integridad, pero el ábside semicircular intacto en el muro oriental hace suponer que se trataba de un pequeño templo o quizás de una cámara mortuoria, al juzgar por su proximidad a la cripta. Ésta se sitúa en el extremo inferior del primer nivel y abrigaba sólo tres tumbas. Esta cifra reducida hace suponer que los monjes del monasterio Aladzhá recurrían a la práctica, muy difundida en aquellos tiempos, de sacar, después de siete años, los restos mortales de sus cofrades y trasladarlos a un osario común.

  Otras dos tumbas excavadas en el rellano de acceso son de época posterior. Una prueba de ello es el cuño de plata del s. XVIII descubierto en una de las tumbas.

  Aladzha-1 (4)El segundo nivel del monasterio Aladzhá representa un espacioso nicho. En su parte oriental se aloja la capilla que es el único recinto totalmente conservado. Ella era usada para los rezos cotidianos, mientras que las misas mayores se oficiaban en la iglesia central. Los frescos de la capilla están mejor conservados, puesto que el acceso a ésta fue cortado ya en la Edad Media por derrumbarse la escalera de madera. En mejor estado de condiciones está la composición en el techo que representa uno de los principales temas cristianos, la Ascensión de Cristo.

  A unos 800 metros al Noroeste, sumido en la abundante vegetación, hay otro grupo de grutas a tres niveles llamado Las Catacumbas, por analogía con los centros rituales de las comunidades cristianas tempranas en el territorio del Imperio Romano. El sepulcro, las dos cruces talladas en la roca y los objetos hallados son de los siglos IV a VI., y nos remontan a la época paleocristiana.

  Del mismo periodo son los vestigios de una basílica bizantina, una pequeña fortaleza y varios poblados ubicados al Este del convento. La proximidad de Las Catacumbas, la basílica, la fortaleza y los poblados hace suponer que se trataba de uno de los grandes centros paleocristianos en el litoral del Mar Negro.

  Aladzha-1 (5)Cuando a finales del s. XIV Bulgaria cayó bajo la dominación turca, el antiguo monasterio Aladzhá, al igual que muchos de los conventos búlgaros, quedó abandonado. Pero la población cristiana de la región continuó venerando y frecuentando este lugar sagrado.

  El nombre “Aladzhá” es de origen turco y significa “multicolor, de colores” y se debe, probablemente, a los frescos que cubrían los muros de la capilla. Según una leyenda el monasterio se llamaba Sveti Spas o sea San Salvador. Hoy en día este antiguo convento es punto atractivo para los miles de turistas que acuden a descansar en el litoral búlgaro del Mar Negro.

 

Versión en español de Daniela Radichkova
Fotos: Mariana Ruseva

Прочетена 5015 пъти

Últimas noticas

  • Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes
    Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes   Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.   Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio…
  • El delfinario de Varna
    El delfinario de Varna   Desde hace 20 años el Delfinario de Varna es uno de los sitios más atractivos para los turistas en el litoral búlgaro. Es la mayor instalación de esta índole en los Balcanes, para la cría de estos mamíferos marítimos. Tiene 1200 metros de superficie e incluye una sala anfiteatral de 1134 plazas, dos piscinas grandes y otras dos, auxiliares, al cubierto, destinadas para los delfines-artistas.   El Delfinario de Varna fue inaugurado el 11 de agosto de 1984. La idea de crearlo pertenece al director de la empresa que explotó inicialmente la instalación. Él había visto semejante centro de…
  • El museo arqueológico de Varna
    El museo arqueológico de Varna   Varna es una hermosa ciudad búlgara se encuentra en la costa septentrional del Mar Negro y es el mayor puerto en el litoral búlgaro. Son muchos los lugares de interés en Varna, hoy sin embargo el objetivo de nuestro recorrido es el Museo Arqueológico de la ciudad. Sus variadas colecciones, las más variadas en comparación con las de todas las ciudades de provincia en Bulgaria, están exhibidas en un bello edificio del siglo XIX que antes fue un colegio privado de señoritas.   Las fachadas atraen la mirada con los elementos arquitectónicos característicos del barroco tardío. Toda la construcción…
  • Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna
    Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna   En el verano de 2007, en los términos del pueblo de Shkorpilovtsi, cerca de la capital marítima búlgara de Varna, en el noreste del país dos hombres dieron por pura casualidad con objetos de oro. Cuando llevaron su hallazgo al Museo Arqueológico de Varna, resultó que eran alhajas de oro de mediados y la segunda mitad del siglo XIV: el período del rey Iván-Alexander (1331-1371)   Con la colaboración de la sociedad de los rotarios, los dos descubridores fueron recompensados por los objetos que entregaron al museo. El tesoro consta de una diadema; cuatro aplicaciones de otra diadema; un…
  • Varna, capital marítima de Bulgaria
    Varna, capital marítima de Bulgaria   Al igual que en años anteriores, también en éste, miles de turistas nacionales y extranjeros, pasarán sus vacaciones en balnearios del litoral del mar Negro búlgaro. Una buena parte de ellos optarán por la ciudad de Varna, situada en el litoral norte del mar, atraídos por los hoteles modernos y por las condiciones excelentes de descanso y recreo. Los turistas se sienten asimismo atraídos por el variado patrimonio histórico y cultural de la villa, Varna es una de las localidades más antiguas del litoral búlgaro del mar negro.   Son testimonios de la existencia de una civilización altamente desarrollada…