Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Bansko, en las pistas

Valora este artículo
(0 votos)

 

  Bansko: una exitosa temporada turística de invierno.
  A pesar de las temperaturas primaverales la estación de esquí más moderna de Bulgaria, Bansko, en el monte Pirin, todavía recibe turistas. Los amantes de los deportes de invierno aprovecharon los últimos días de nieve para disfrutar de su afición, además a precios reducidos. Los hoteleros en Bansko alardearon de un número récord de visitantes durante la temporada de invierno que va finalizando.Bansko-1 (1)

 

 Bansko-1 (2) Este centro turístico ya es un destino preferido para la mayoría de los turistas de los países de Europa sudoriental y sobre todo de Rusia. Crece el número de los visitantes británicos, alemanes y de los países escandinavos. La proximidad a Grecia hace que muchos griegos pasen sus fines de semana en Bansko. Además de los deportes de invierno, los visitantes extranjeros en Bansko se interesan también por la tradición y la cultura autóctona de Bulgaria. “Cuando visitan alguna casa antigua siempre preguntan por detalles acerca del año en que fue construida, la historia de sus propietarios, la manera de vida de sus moradores. Y en las tabernas prueban sin falta los platos y las especialidades culinarias típicas de Bansko.” Esto nos contó Metodi Hadzhiev, propietario de una de las muchas bodegas en el centro turístico, emplazada en una casa construida hace 230 años que ha conservado casi por completo su aspecto de aquella época.

  “Los rusos son los clientes más generosos, les gusta dar abultadas propinas”, dijo Yavor, - camarero en la taberna y, según las palabras de su empleador, el mejor mesero de la ciudad. - Pero como cultura de la alimentación, como comportamiento, los ingleses son los más exquisitos y refinados”, estima Yavor y dice que a menudo hace buenas migas con los extranjeros, sale con ellos a la discoteca o bien juntos visitan algún bar.

  En las pistas de Bansko, que según la valoración de los esquiadores profesionales pueden equipararse incluso a las de Suiza y Austria, junto con los extranjeros sonrientes se pueden ver a muchos búlgaros famosos. En nuestra última visita a Bansko encontramos a dos rostros conocidos: al periodista Milen Tsvetkov, presentador de uno de los programas de televisión de orientación social más populares, y a Kamen Vodenicharov, estrella del mundo del espectáculo de los últimos 15 años.Bansko-1 (3)

 Bansko-1 (5) “De los dos Kamen es el esquiador experimentado, dice Milen Tsvetkov. Una vez me llevó a Vitosha, habían quedado solamente esquís de dos metros de largo, pero los cogí y descendí la pista, me caí varias veces, fue horrible. Kamen es el hombre quien me infundió la afición por los esquís.” Y como ocurre a menudo además de satisfacción la montaña entraña también riesgos. Kamen cuenta que de una caída con los esquís recibió una leve conmoción cerebral y las gafas se le imprimieron en la cara.

  “Mis intentos por explicar a mis amigos que me había caído al descender una pista fracasaron, comenta. Todos pensaban que había peleado. Los esquís son un deporte extremo, pero cuando esquiamos no reparamos en ello. Pensamos en la belleza de la montaña, en la pureza del entorno y en lo hermoso que es nuestro país.”

 Bansko-1 (4) Junto con los esquís el snowboard también forma parte de la concepción que pretende popularizar Bansko. Durante esta temporada de invierno fue inaugurado un especial parque de diversiones para snowboardistas. Este año Bansko fue por primera vez anfitrión de una ronda de la Copa Europea de Snowboard. Bozhidar Petrov desciende en tabla por la nieve desde hace nueve años, antes ha sido un esquiador apasionado. A pesar de que se ha graduado de administración pública, trabaja como instructor de snowboard para niños. Le encanta el descenso en estilo libre a través de bosques en nieve no pisada y de gran grosor, aunque no lo recomienda a sus pequeños pupilos.

  “Cuando empecé a practicar el snowboard en la montaña había muy poca gente y era algo exótico ver a alguien sobre un snowboard, comenta Bozhidar. Pero en los últimos años ya se convirtió en algo normal, el snowboard se hizo muy popular, especialmente entre los jóvenes. Y de hecho muchos de ellos lo prefieren frente a los esquís. Y a los pequeñajos les encanta. Para mí el snowbaord es sobre todo un placer. ¡Y qué mejor que estar en la montaña y volar por las pistas!”

 

Texto y fotos: Krasimir Martinov
Versión al español: Kremena Túneva

Leer 1711 veces