Slide 1

Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Arbanasi

El pueblo de Arbanasi está situado en un altiplano, a 4 km de la ciudad de Veliko Tarnovo.

Se sabe que el pueblo ya existía durante el Segundo Reino Búlgaro (1185 - 1393). En aquel entonces, la nobleza de la capital Tarnovo lo utilizó como residencia de verano. Según la leyenda, era aquí donde los zares de Tarnovo acuñaban las monedas.

En 1230, después de la victoria de Ivan Assen II (que gobernó entre 1218 y 1241) sobre el gobernante de Epiro, Teodoro Comneno, cerca de Klokotnitsa , la tierra de Arbanasi (Albania de hoy) pasó a formar parte del reino búlgaro, y muchos inmigrantes de los nuevos territorios vinieron a estas tierras. Así, según una leyenda, el pueblo llamaba a las tierras de origen de los inmigrantes.

El primer registro escrito de su existencia, sin embargo, es un firman (decreto) del Sultán Solimán el Magnífico, de 1538.

La ocupación de la población de Arbanasi durante el dominio otomano fue la ganadería y el comercio. Algunos habitantes se dedicaban a la artesanía y a la producción de seda.

En el siglo XVII Arbanasi se estableció como una importante ciudad comercial. Los comerciantes de Arbanasi eran muy conocidos y hacían negocio en todo el Imperio Otomano. Las casas de los comerciantes ricos de este período se asemejan a pequeñas fortalezas. Tienen una apariencia severa y austera, sin balcones y terrazas, con rejas bien forjadas en las ventanas y puertas exteriores. En el interior, sin embargo, son acomodadas y suntuosas. Toda la decoración interior de puertas, ventanas, armarios, altillos, tiene una talla de madera y elementos de yeso extremadamente ricos, que muestran la habilidad, el gusto y la maestría artística del constructor. Una característica de las casas de Arbanasi es que su construcción permite vivir dentro mucho tiempo sin salir, excepto para ir al pozo de agua en el patio.

Un siglo más tarde el pueblo fue saqueado y quemado por los bandidos kardzhali (ladrones en el Imperio Otomano, que habitualmente operaban en grupos). Los residentes de Arbanasi también se vieron afectados por epidemias de peste y varios terremotos, y esto los llevó a abandonar sus hogares y a buscar lugares más pacíficos y seguros para vivir.

Después de 1810, Arbanasi gradualmente se fue recuperando. Se establecieron inmigrantes de los Balcanes de Elena y Tryavna, pero el pueblo permaneció en la sombra del resurgimiento de Tarnovo. Del brillo de Arbanasi nos muestran evidencia muchos edificios residenciales y de culto, las tradiciones y los hábitos relacionados con el estilo de vida y la cultura de sus viejos habitantes.

Los museos más interesantes de Arbanasi son la casa Konstantzalieva, la Iglesia del Nacimiento de Cristo y la Iglesia de los Santos Arcángeles Miguel y Gabriel.

La casa Konstantzaliev es una de las mayores casas conservadas en Arbanassi, que tiene una rica decoración y data del siglo XVII. Más tarde, la casa fue comprada por Atanas Kostantsaliyata, cuyo nombre lleva hasta hoy en día. En 1913 fue destruida por un terremoto. Luego fue comprada de nuevo, restaurada, y cedida al museo. En 1958, en la casa se arregló una exposición que muestra el estilo de vida del siglo XIX.

La Iglesia del Nacimiento de Cristo es la iglesia más antigua de Arbanasi. Consta de un pabellón para hombres (naos), un pabellón femenino (atrio, nártex) y una galería, que los rodea por norte y oeste. En el este termina con la capilla de “Juan Bautista”. El naos, en el que se puede entrar actualmente, inicialmente fue una iglesia aparte, cuyos frescos se concluyeron en 1597. De este periodo son las composiciones “Juicio Final” y “El Nacimiento de Cristo”. Los murales en la sección de mujeres están en las paredes y el arco. Los temas de los frescos de la capilla están dedicados a su patrón, San Juan Bautista. Fue declarada monumento arquitectónico y artístico en el número 61 del Boletín Oficial de 1978.

La Iglesia de los Santos Arcángeles Miguel y Gabriel fue declarada monumento arquitectónico y artístico en el número 61 del Boletín Oficial de 1978. Consta de un altar, el naos (pabellón para hombres), nártex (pabellón de mujeres), la capilla de “San Paraskeva” y una galería. Dos de las pinturas murales más interesantes de la iglesia son “Descenso a los infiernos” y “El Nacimiento de Cristo”.

El Templo de San Demetrio fue declarado monumento de la cultura en el número 57 del Boletín Oficial de 1969. Se encuentra en la parte central del pueblo actual de Arbanasi. La capilla data de mediados del siglo XVI, por lo que es el primer monumento religioso erigido en Arbanasi. La construcción total de la iglesia se terminó en 1621. En el templo siguen llevándose obras de conservación y restauración de los murales hasta hoy en día. La iglesia no está abierta para visitantes.

El Templo de San Gueorgui (declarado monumento arquitectónico y artístico en el número 61 del Boletín Oficial de 1978) se encuentra en la parte suroeste del pueblo de Arbanassi y representa un edificio de construcción hecha de macizo de piedra con un tamaño de 21 m x 10 m. El edificio data de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII. Durante las excavaciones se confirmó que en el naos había un templo antiguo, anterior a la segunda mitad del siglo XVI. La iglesia no está abierta para visitantes.

El templo de San Atanasio se encuentra en la parte noreste de Arbanasi. Fue construido durante los años 30 del siglo XVII. La pintura de la iglesia se terminó en 1667. La iglesia no está abierta para visitas. Fue declarada monumento arquitectónico y artístico en el número 61 del Boletín Oficial de 1978.

El Convento femenino de la Santísima Virgen está en la entrada de Arbanasi, a 5 km de la ciudad de Veliko Tarnovo, en dirección a Gorna Oryahovitsa. Es uno de los claustros situados en los alrededores de la antigua capital de Bulgaria, que guardan dolorosos recuerdos de la invasión otomana. La visita al monasterio puede ser parte de un buen día o fin de semana en Arbanassi. El monasterio preserva el icono milagroso de la Virgen Troerouchitsa. El icono también se denomina “María llorando”. Según la leyenda, tras la captura de Tsarevets por los otomanos (1396), las monjas abandonaron el monasterio y enterraron al sagrado icono. Años más tarde, un pastor oyó un gemido, procedente del subsuelo. Así encontraron el icono y lo devolvieron al monasterio. La Fiesta del monasterio es el 15 de agosto, que es el día de la Virgen María.

En el otro extremo del pueblo hay otro monasterio, el de San Nicola. Fue fundado durante el reinado de Asen (finales del siglo XII) y después de la caída de la capital búlgara (Tarnovo) en 1393, fue destruido por los otomanos. En 1680 el monasterio fue reconstruido, y entonces se construyó la iglesia actual. En aquel momento, se levantó la capilla de San Elías, cuyas pinturas se han conservado hasta hoy. En la iglesia de San Nicola hay otro icono milagroso de María. Según la leyenda, ella ayuda a las mujeres que quieren ser madres y que obligatoriamente deben realizar el siguiente ritual: después de la oración ante la Virgen María, se coloca una moneda en el icono; si la moneda se pega, la Virgen oirá la oración; si la moneda se cae, el deseo de tener un niño no se cumplirá.

Arbanasi es una reserva arquitectónica y está incluida en los 100 Lugares de Interés Turístico de Bulgaria.

Arbanasi ofrece varias opciones de alojamiento y entretenimiento: se puede alojar en casas de huéspedes, decoradas en estilo renacentista, en hoteles modernos y grandes complejos hoteleros, en villas y chalets en la zona. Los restaurantes y las posadas ofrecen cocina típica búlgara y diversas especialidades de la región.

Valora este artículo
(0 votos)
 Había una vez…. Así comienzan muchos cuentos de hadas. Son numerosos los sitios en Bulgaria donde uno puede sentir la atmósfera típica del pasado. Hay pueblos búlgaros cuyos moradores han creado una armonía entre la historia y la modernidad. Es ejemplo de un lugar parecido el pueblo de Arbanasi, llamado la perla de Veliko Tarnovo, antigua capital de Bulgaria, situada en Bulgaria Central. Arbanasi está ubicado en una meseta rocosa y solo dista 4 kilómetros de la ciudad de Veliko Tarnovo.   El pueblo fue declarado reserva arquitectónica y está incluido en la lista del Patrimonio Cultural Universal de la…