Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta de Noroeste

Baner Bulgaria Tradiciones

Ruta de Sudoeste

Baner Bulgaria Vino

Varna, un destino para el turismo matrimonial

Оценете тази статия
(0 гласа)

   Varna, un destino para practicar el turismo matrimonial. No es París, sino Varna la ciudad del amor. Así opinan todos quienes intercambiaron sus promesas matrimoniales en una de las más bellas ciudades búlgaras. De la Cámara de Turismo de Varna afirman que el interés por la capital marítima búlgara entre los novios va creciendo de año en año. Lo confirman también las estadísticas según las cuales en 2008 se observó un verdadero boom de los matrimonios contraídos en la ciudad.

  Varna-1 (1)En este periodo en las iglesias locales o en la playa se casaron 119 parejas de extranjeros de 26 países. Para conmemorar este importante acontecimiento muchas de ellas prefieren una ceremonia poco convencional. ¡Este día se pueden cumplir sus más descabelladas fantasías! Si en vez de escuchar la Marcha Nupcial de Mendelssohn prefieren el ruido de las olas, Varna les espera a todos. La ciudad es un imán que atrae a las parejas enamoradas por sus avenidas que rodean la playa, por los parques verdes llenos de flores y bullicio infantil y los pequeños restaurantes a orillas del mar que predisponen a conversaciones románticas e íntimas.

  Varna-1 (2)Las agencias matrimoniales y turísticas de Varna harán todo para que este día especial vaya sobre ruedas. No obstante si desean decir el “Sí” en la sala del Ayuntamiento, o en un monasterio acurrucado en medio de la naturaleza virgen, o en el pico de un peñasco que pende sobre el mar, Varna quedará en su memoria como una ciudad de los sueños.

  Varna-1 (3)”Se trata de un producto original vinculado con las ofertas turísticas de la ciudad, explica Marín Neshkov, presidente de la Cámara de Turismo de Varna. Conversamos con las parejas sobre sus preferencias y organizamos la ceremonia conforme a sus deseos. Tenemos muchos socios con quienes trabajamos como por ejemplo agencias matrimoniales y restaurantes. ¡Podemos satisfacer cada exigencia! Es interesante señalar que la mayor parte de los matrimonios extranjeros son de ciudadanos de países que no son miembros de la UE, algunos llegan de rincones bastante exóticos como Canadá, Indonesia, Brasil, entre otros. Se contraen muchos matrimonios mixtos entre búlgaros o búlgaras y extranjeros”.

  Varna-1 (4)Varna es una ciudad conocida por sus centros recreativos y hoteles lujosos, por su variada agenda cultural y los vistosos locales nocturnos donde la fiesta continúa hasta la madrugada. Durante la época turística el ambiente en Varna es inigualable. Esto explica el gran número de ceremonias matrimoniales durante el verano. “Nuestros clientes buscan lo diferente, lo exótico y las vivencias extremas”, señala Marín Neshkov. Últimamente están de moda las bodas excéntricas. Por ejemplo, la ceremonia puede transcurrir a bordo de un pequeño dirigible que flota sobre el mar. Los novios se pueden casar vestidos de trajes de buceo en las profundidades del mar Negro, cerca de una antigua nave naufragada. ¡Den rienda suelta a sus fantasías y confíen en las agencias locales!

  Varna-1 (5)“En el marco de la ceremonia podemos ofrecer diferentes variantes poco convencionales”, dice Marín Neshkov. La ceremonia se puede celebrar en la playa, en medio del mar o a bordo de un yate lujoso. Desde el año pasado la ciudad cuenta con una pequeña copia de la carabela “La Pinta” que se utiliza con fines turísticos. La boda puede tener lugar en esta carabela. Tenemos, además, monasterios muy interesantes. El monasterio de “San Constantino y Santa Elena” tiene un altar del cual manan las aguas de una fuente sagrada. Organizamos, así mismo, la celebración de aniversarios y otras fiestas familiares. Así que invitamos a Varna a todos quienes desean festejar”.

 

Por Veneta Nikólova
Versión al español de Hristina Taseva
Fotografías: Nikolay Yordanov

Прочетена 2835 пъти
Още в тази категория: Varna exhibe el oro tracio durante la temporada turística »