Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Leyendas y creencias sobre el arcoíris.

Valora este artículo
(10 votos)

Leyenda arcoiris-1 1En las creencias tradicionales búlgaras el arcoíris, la multicolor cinta que aparece en el cielo después de la lluvia brillando en toda la gama del espectro, es un estado mágico de las fuerzas naturales. Se debe a la dispersión de los rayos del sol cuando atraviesan las pequeñas gotas de agua. Entonces vemos emerger en el cielo una fulgurante banda decorada de siete tonos: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta.
Los antiguos búlgaros creían que Dios creó el arcoíris para tranquilizar a los hombres, atemorizados de que les enviara otro diluvio. Cada lluvia torrencial que caía inculcaba el miedo en sus almas, por cuanto suscitaba el recuerdo del terrible desastre natural que había castigado a los humanos por su vida pecaminosa. El suave resplandor del arcoíris era una señal de que el Todopoderoso no había retirado su bendición de la tierra
Según las creencias paganas, la señora de la lluvia y la humedad celestial contenida en las nubes era un ala (o hala), criatura mitológica femenina a que alude el folklore, demonio del mal tiempo que enviaba las nubes tormentosas sobre los campos para destruir los cultivos. El ala vivía al fin del mundo, junto con otros seres misteriosos que regían los fenómenos naturales.

Leyenda arcoiris-1 2La tradición folclórica búlgara cuenta que los santos se repartieron el mundo, tocándole la lluvia, los truenos, las tormentas, el granizo y el rocío a San Elías, conocido como “El Tronador”. Después de verter la lluvia de sus enormes barriles, llenos de agua, el santo solía aflojarse el coloreado cinturón y soltarlo sobre la tierra. La faja se extendía en el cielo y el arcoíris aparecía. De ahí la expresión búlgara “San Elías se aflojó el cinturón”. La misma expresión tiene otra variante en la que el nombre del santo está sustituido por el de “la abuela Zunka”, de “zuna”, como llaman al arcoíris en algunas regiones de Bulgaria. La palabra significa “arco”, como, por ejemplo, el arco del barril o de la rueda, y también “cinturón”. El cinturón multicolor es parte del traje tradicional de la mujer búlgara. Está tejido de hilos teñidos en todos los tonos del arcoíris. En algunas canciones de boda la novia, bella como el sol, luce, ceñido en la cintura, el arcoíris celestial. Con idéntica faja ajustaban sus ropas blancas también las villi. Las canciones y las leyendas describen a estos misteriosos seres espirituales, que habitan los bosques y se hacen presentes durante las noches, vestidos de una larga camisa blanca, con una cinta dorada rodeándoles el cuerpo y, encima de ella, la zuna o cinturón con los colores del arcoíris entre los que, sin embargo, prevalece el verde.

Leyenda arcoiris-1 3Otra leyenda narra que el arcoíris, personificado por la abuela Zunka, vive en el cielo y bebe agua de las nubes. Al agotarse la humedad celestial, la abuela Zunka baja a la tierra para saciar su sed en algún manantial, río o mar. El lugar donde satisface su necesidad de agua es secreto. Además, a pesar de ser visible en el firmamento, nadie ha sido capaz de ver adónde llevan los extremos de la variopinta faja.
Los cuentos populares dicen que en la tierra el arcoíris siempre bebe agua de un vaso de plata que se encuentra junto a la fuente. La persona que diera con el recipiente mágico sería muy dichosa porque habría conocido su futuro y habría hecho realidad todos sus deseos. El que bebiera de esta copa también podría cambiar de sexo: el hombre se convertiría en mujer y viceversa. Lo mismo podía suceder si pasaba por debajo del arcoíris. El arcoíris servía, además, para diversas prácticas adivinatorias. Según el color que predominaba en él, los búlgaros podían pronosticar cómo sería la cosecha. El intenso color rojo era indicio de que los viñedos darían mucha uva, de la que los dueños producirían mucho vino. El color amarillo era una bendición para el maíz y el trigo, y el verde, para la hierba.

Autor: Albena Bézovska
Versión en español por Daniela Radíchkova

Leer 11808 veces
Más en esta categoría: « Leyendas búlgaras sobre la tierra

Últimas noticas

  • Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes
    Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes   Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.   Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio…
  • El delfinario de Varna
    El delfinario de Varna   Desde hace 20 años el Delfinario de Varna es uno de los sitios más atractivos para los turistas en el litoral búlgaro. Es la mayor instalación de esta índole en los Balcanes, para la cría de estos mamíferos marítimos. Tiene 1200 metros de superficie e incluye una sala anfiteatral de 1134 plazas, dos piscinas grandes y otras dos, auxiliares, al cubierto, destinadas para los delfines-artistas.   El Delfinario de Varna fue inaugurado el 11 de agosto de 1984. La idea de crearlo pertenece al director de la empresa que explotó inicialmente la instalación. Él había visto semejante centro de…
  • El museo arqueológico de Varna
    El museo arqueológico de Varna   Varna es una hermosa ciudad búlgara se encuentra en la costa septentrional del Mar Negro y es el mayor puerto en el litoral búlgaro. Son muchos los lugares de interés en Varna, hoy sin embargo el objetivo de nuestro recorrido es el Museo Arqueológico de la ciudad. Sus variadas colecciones, las más variadas en comparación con las de todas las ciudades de provincia en Bulgaria, están exhibidas en un bello edificio del siglo XIX que antes fue un colegio privado de señoritas.   Las fachadas atraen la mirada con los elementos arquitectónicos característicos del barroco tardío. Toda la construcción…
  • Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna
    Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna   En el verano de 2007, en los términos del pueblo de Shkorpilovtsi, cerca de la capital marítima búlgara de Varna, en el noreste del país dos hombres dieron por pura casualidad con objetos de oro. Cuando llevaron su hallazgo al Museo Arqueológico de Varna, resultó que eran alhajas de oro de mediados y la segunda mitad del siglo XIV: el período del rey Iván-Alexander (1331-1371)   Con la colaboración de la sociedad de los rotarios, los dos descubridores fueron recompensados por los objetos que entregaron al museo. El tesoro consta de una diadema; cuatro aplicaciones de otra diadema; un…
  • Varna, capital marítima de Bulgaria
    Varna, capital marítima de Bulgaria   Al igual que en años anteriores, también en éste, miles de turistas nacionales y extranjeros, pasarán sus vacaciones en balnearios del litoral del mar Negro búlgaro. Una buena parte de ellos optarán por la ciudad de Varna, situada en el litoral norte del mar, atraídos por los hoteles modernos y por las condiciones excelentes de descanso y recreo. Los turistas se sienten asimismo atraídos por el variado patrimonio histórico y cultural de la villa, Varna es una de las localidades más antiguas del litoral búlgaro del mar negro.   Son testimonios de la existencia de una civilización altamente desarrollada…