Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

Leyendas búlgaras sobre la tierra

Оценете тази статия
(0 гласа)

  Desde tiempos inmemorables el búlgaro veneraba como a dioses cuatro elementos materiales principales de la vida material: la tierra, el agua, el fuego y el bosque, sin los cuales el hombre no puede sobrevivir, según la creencia popular.

  Leyenda-tera 1Cuenta una leyenda que Dios creó el planeta tierra con la ayuda de su socio de antaño, el diablo. Lo destinó al fondo del océano para que le trajera un puñado de tierra, y, según otra variante de esta misma leyenda, un puñado de espuma. En medio de esta tierra plantó un nogal. Luego fue creando y sembrando alrededor del nogal el geranio, la albahaca, etc., amarró un columpio a las ramas del árbol y se durmió en él.

  Leyenda-tera 2El diablo decidió ahogar a Dios en el agua. Le cogió en brazos pero en cuanto comenzó a caminar la tierra empezó a crecer. Así el camino del malhechor al agua fue haciéndosele más y más largo. Renunció entonces el diablo a su propósito y huyó del lugar. Pero la tierra siguió creciendo y llegó a ser tan grande que no cabía bajo la bóveda celeste. Entonces Dios la cogió por el medio y la sacudió bien fuerte. Así se formaron las montañas y los valles. Y, del amor entre la tierra y el cielo nació la luna.

  La tierra termina allí donde toca el cielo. El lugar se llama el Fin del Mundo. En el fin del mundo está el palacio del Sol. El Astro rey lo sabe todo sobre los males en la tierra y sobre las hierbas que los curan. Cerca de su palacio viven parcas, pitonisas, neréyades, dragones, enfermedades. Los humanos difícilmente podrían llegar al fin del mundo pues deberían partir para allá al nacer y caminar hasta volverse viejos.

 Leyenda-tera 3 Existe la creencia de que la tierra es un ser vivo. La vemos plasmada en múltiples prácticas y ritos folclóricos ejecutados en determinados períodos de tiempo que en el calendario tradicional se sitúan en los llamados Días Sucios, desde Navidad hasta Epifanía, 6 de enero, o bien por las festividades de San Jorge, 6 de mayo, San Demetrio, 26 de octubre, etc.

  Se consideraba que esos días la tierra se encontraba enferma y, para ayudarla a sanar, la gente practicaba diferentes ritos con agua y fuego. Muchos ritos evidencian que la tierra era venerada en tiempos remotos como una deidad femenina. Su fuerza vivificadora hace que sea considerada como el principio femenino del que dimana todo en este mundo.

  Leyenda-tera 4En el folclor búlgaro el culto a la tierra como fuente del pan es fundamental. Al iniciar la labranza primaveral de la tierra, el campesino besaba primero un puñado de tierra, regaba el suelo con un poco de vino y partía un pan sobre el primer surco que abría.

  Antaño, antes de proceder a un nuevo ciclo de faenas agrícolas la gente solía salir al campo endomingada como para una gran fiesta. Los campesinos llegaban a sus respectivas parcelas donde debían, primero quitarse el sombrero o la gorra que tocaba la cabeza de cada uno. Luego debían persignarse y recién entonces podían ya tener la certeza de que la tierra aceptaría sus cuidados.

  Leyenda-tera 5En el día a día se consideraba un gran pecado empezar a labrar la tierra sin haberse lavado las manos. Quien no lo había hecho debía lavárselas simbólicamente con un poco de tierra. La santidad de la tierra le confería, en la mente de nuestros antepasados, un mágico poder purificador. Por esto, por ejemplo, se creía gran pecado el mentir en presencia de la tierra. Así a la hora de un juicio no hacía falta prestar necesariamente juramento. Bastaba con que el testigo sujetara en su mano un puñado de tierra para que se confiara en la veracidad de sus declaraciones.

Fotos: Nikolay Yordanov

Прочетена 4100 пъти

Últimas noticas

  • Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes
    Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes   Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.   Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio…
  • El delfinario de Varna
    El delfinario de Varna   Desde hace 20 años el Delfinario de Varna es uno de los sitios más atractivos para los turistas en el litoral búlgaro. Es la mayor instalación de esta índole en los Balcanes, para la cría de estos mamíferos marítimos. Tiene 1200 metros de superficie e incluye una sala anfiteatral de 1134 plazas, dos piscinas grandes y otras dos, auxiliares, al cubierto, destinadas para los delfines-artistas.   El Delfinario de Varna fue inaugurado el 11 de agosto de 1984. La idea de crearlo pertenece al director de la empresa que explotó inicialmente la instalación. Él había visto semejante centro de…
  • El museo arqueológico de Varna
    El museo arqueológico de Varna   Varna es una hermosa ciudad búlgara se encuentra en la costa septentrional del Mar Negro y es el mayor puerto en el litoral búlgaro. Son muchos los lugares de interés en Varna, hoy sin embargo el objetivo de nuestro recorrido es el Museo Arqueológico de la ciudad. Sus variadas colecciones, las más variadas en comparación con las de todas las ciudades de provincia en Bulgaria, están exhibidas en un bello edificio del siglo XIX que antes fue un colegio privado de señoritas.   Las fachadas atraen la mirada con los elementos arquitectónicos característicos del barroco tardío. Toda la construcción…
  • Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna
    Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna   En el verano de 2007, en los términos del pueblo de Shkorpilovtsi, cerca de la capital marítima búlgara de Varna, en el noreste del país dos hombres dieron por pura casualidad con objetos de oro. Cuando llevaron su hallazgo al Museo Arqueológico de Varna, resultó que eran alhajas de oro de mediados y la segunda mitad del siglo XIV: el período del rey Iván-Alexander (1331-1371)   Con la colaboración de la sociedad de los rotarios, los dos descubridores fueron recompensados por los objetos que entregaron al museo. El tesoro consta de una diadema; cuatro aplicaciones de otra diadema; un…
  • Varna, capital marítima de Bulgaria
    Varna, capital marítima de Bulgaria   Al igual que en años anteriores, también en éste, miles de turistas nacionales y extranjeros, pasarán sus vacaciones en balnearios del litoral del mar Negro búlgaro. Una buena parte de ellos optarán por la ciudad de Varna, situada en el litoral norte del mar, atraídos por los hoteles modernos y por las condiciones excelentes de descanso y recreo. Los turistas se sienten asimismo atraídos por el variado patrimonio histórico y cultural de la villa, Varna es una de las localidades más antiguas del litoral búlgaro del mar negro.   Son testimonios de la existencia de una civilización altamente desarrollada…