Ruta Clásica

Baner Bulgaria Clasica

Ruta UNESCO

Baner Bulgaria UNESCO

Ruta Monasterios

Ruta Tradiciones

Ruta de Vino

La alfarería: afición, profesión y pasión

Valora este artículo
(0 votos)

Para tener un viaje libre de enfermedades es muy importante que te informes previamente respecto de las necesidades de vacunación que se requieren para los distintos destinos y seguir las recomendaciones señaladas. Los productos de la cerámica tradicional de Bulgaria impresionan a tofos por su primorosa elaboración y gran variedad. El calor que emiten las vasijas nos remonta a los tiempos pasados cuando toda la familia solía reunirse de noche junto al fogón, se sentaba sobre sillas de tres patas entorno a la mesita redonda para probar en común el manjar sabroso preparado por la dueña de la casa.

Suvenir-101En muchas canciones folclóricas búlgaras se mencionan los cántaros en los que las doncellas de antaño llevaban el agua de la fuente. En fin, los objetos de arcilla eran parte inseparable del modo de vida de nuestros antepasados. Hoy en día estas piezas son más bien adornos, un acento en nuestras casas, que nos vincula con el pasado a través de un hilo invisible. Las raíces de este oficio tradicional nos llevan a la remota antigüedad, cuando los tracios y los romanos habitaban nuestras tierras. De ahí la simbiosis entre los estilos de alfarería que se transmiten de generación a generación. La elaboración de objetos de barro: pucheros, cántaros, platos, jarros y muchos otros, era todo un arte. En el pasado, cada población más grande tenía a sus maestros alfareros.

Dicen los entendidos que lo más difícil de elaborar era el cántaro de un asa: el recipiente en que se guardaba el agua potable, era éste un auténtico reto para cada alfarero. Para ser resistentes, las vasijas de barro deben pasar por el horno dos veces, y en cuanto al colorido, hay varios métodos para obtenerlo. Cada escuela opta por diferente tipo de grabado, dibujos de color o agrega figuras adicionales. Hoy en día, una de las escuelas de alfarería más famosas es la de la ciudad montañosa de Troyan, donde se encuentra el Colegio de Artes Aplicados, en el cual se forman la mayor parte de los actuales maestros en esta profesión.

Silvia y Zajari son alumnos de esta escuela. Allí nació su amor por el barro y a la rueda de alfarero. De niña, la mayor ilusión de Silvia era pintar, pero su profesor logró convencerla: “Pintores hay por todas partes, pero tú debes tener un oficio”. Ahora ella aprecia la justeza de sus palabras: “No he dejado la pintura, desde luego. No me limito en la técnica ni en los materiales que uso. Lo importante es expresarse a sí mismo”, dice Silvia y añade: “La cerámica abarca muchas cosas. El esmalte, los colorantes empleados también tienen su expresión pictórica. Supone también plasticidad, como la escultura. Por eso los objetos que fabricamos son tan mágicos e impresionan a todos. ¿Y qué decir de la rueda de alfarero? ¡Un hechizo! Los observadores opinan que es muy difícil, casi imposible manejarla. Para mí, la oportunidad de estudiarla es una afición, una profesión y una pasión.”

Actualmente estas ruedas se mueven por energía eléctrica y el artista puede concentrarse mejor en el recipiente que elabora. La cita con la rueda de alfarero fue un reto para el joven maestro ceramista Zajari Blagoev. Él estudia en la escuela de Troyan y luego en la Academia Nacional de Artes, de Sofía. “Combinar los movimientos de la rueda con la labor de las manos, exige una concentración en el proceso”, dice Zajari.

“En el pasado, movían la rueda con los pies, eran estupendos en su trabajo al ver lo que nos han legado”, añade él. Yo soy discípulo de la escuela de Troyan, pero hay también muchos otros maestros de los que he estudiado y a los que admiro. He experimentado también con plásticas ahumadas, obteniendo distintos efectos. Este arte es todo un océano. Cada uno escoge su pequeño nicho donde se siente mejor y donde puede avanzar, perfeccionarse, pero lo indispensable es conocer la cerámica tradicional. Competimos con nosotros mismos. Para cada uno hay espacio debajo del sol.”

Más de veinte años del camino profesional de otro ceramista, Veselin Damianov, han transcurrido en el taller del Etara, el pintoresco museo de los oficios al aire libre, cerca de Gabrovo, Bulgaria Central. Allí obtuvo su primera licencia de maestro, en 1980, que todavía guarda en la pared de su taller. Él nos da detalles ahora de los rasgos típicos de la cerámica de esta zona de Bulgaria:

“La cerámica de Gabrovo tiene algunas formas específicas, y los colores predominantes son el amarillos y el verde. Se distinguen también por los ornamentos. Debemos conservar los viejos oficios y enriquecerlos, opina Veselin Damianov. Y en cuanto a la magia de la rueda del alfarero explica: “¡No hay ninguna magia! Todo es cuestión de tiempo y de práctica.”

Por: Elena Karkalanova
Versión en español: Radostina Trencheva
Fotos del autora

Leer 5066 veces

Últimas noticas

  • Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes
    Evxinograd, residencia predilecta de los gobernantes   Érase una vez un maravilloso castillo donde vivía un rey con su reina... Así comienzan muchos cuentos de hadas pero hoy les contaremos de un castillo que se encuentra a unos 500 kilómetros de Sofía. Se trata de Evxinograd, uno de los palacios búlgaros más bellos ubicado al norte de la ciudad de Varna, una de las perlas del litoral búlgaro del mar Negro. Una de las leyendas relacionadas con ese lugar cuenta que en 1821 allí fue construido un monasterio consagrado a San Demetrio.   Fue erigido en señal de gratitud hacia San Demetrio que salvó del naufragio…
  • El delfinario de Varna
    El delfinario de Varna   Desde hace 20 años el Delfinario de Varna es uno de los sitios más atractivos para los turistas en el litoral búlgaro. Es la mayor instalación de esta índole en los Balcanes, para la cría de estos mamíferos marítimos. Tiene 1200 metros de superficie e incluye una sala anfiteatral de 1134 plazas, dos piscinas grandes y otras dos, auxiliares, al cubierto, destinadas para los delfines-artistas.   El Delfinario de Varna fue inaugurado el 11 de agosto de 1984. La idea de crearlo pertenece al director de la empresa que explotó inicialmente la instalación. Él había visto semejante centro de…
  • El museo arqueológico de Varna
    El museo arqueológico de Varna   Varna es una hermosa ciudad búlgara se encuentra en la costa septentrional del Mar Negro y es el mayor puerto en el litoral búlgaro. Son muchos los lugares de interés en Varna, hoy sin embargo el objetivo de nuestro recorrido es el Museo Arqueológico de la ciudad. Sus variadas colecciones, las más variadas en comparación con las de todas las ciudades de provincia en Bulgaria, están exhibidas en un bello edificio del siglo XIX que antes fue un colegio privado de señoritas.   Las fachadas atraen la mirada con los elementos arquitectónicos característicos del barroco tardío. Toda la construcción…
  • Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna
    Alhajas de oro descubiertas cerca de la ciudad de Varna   En el verano de 2007, en los términos del pueblo de Shkorpilovtsi, cerca de la capital marítima búlgara de Varna, en el noreste del país dos hombres dieron por pura casualidad con objetos de oro. Cuando llevaron su hallazgo al Museo Arqueológico de Varna, resultó que eran alhajas de oro de mediados y la segunda mitad del siglo XIV: el período del rey Iván-Alexander (1331-1371)   Con la colaboración de la sociedad de los rotarios, los dos descubridores fueron recompensados por los objetos que entregaron al museo. El tesoro consta de una diadema; cuatro aplicaciones de otra diadema; un…
  • Varna, capital marítima de Bulgaria
    Varna, capital marítima de Bulgaria   Al igual que en años anteriores, también en éste, miles de turistas nacionales y extranjeros, pasarán sus vacaciones en balnearios del litoral del mar Negro búlgaro. Una buena parte de ellos optarán por la ciudad de Varna, situada en el litoral norte del mar, atraídos por los hoteles modernos y por las condiciones excelentes de descanso y recreo. Los turistas se sienten asimismo atraídos por el variado patrimonio histórico y cultural de la villa, Varna es una de las localidades más antiguas del litoral búlgaro del mar negro.   Son testimonios de la existencia de una civilización altamente desarrollada…